Proteínas; tipos y diferencias.

27/11/2014

En este artículo vamos a intentar esclarecer unas de las dudas más comunes entre nuestros clientes. ¿Qué tipo de proteína es mejor, y qué diferencias hay de unas a otras?

Antes de nada comentar que las necesidades proteicas pueden evaluarse en función de la utilización y las pérdidas de las diferentes proteínas que componen nuestro organismo. Cuando la ingestión de proteínas es suficiente como para compensar las que se eliminan o pierden por las distintas actividades que podamos realizar a lo largo del día, se produce una situación que se denomina equilibrio proteico. Pero, si por el contrario, la ingesta de proteínas es insuficiente y se mantiene durante un cierto tiempo, puede que nos encaminemos hacia un estado de desnutrición proteica. En los deportistas, es muy común llegar a estados de desnutrición proteica ya que dependiendo de la modalidad deportiva, el gasto proteico puede ser muy elevado y si estas proteínas no se reponen mediante la dieta o a través de batidos recuperadores o batidos de proteínas, nuestro cuerpo podría llegar a sobrentrenarse (falta de recuperación muscular), lesiones, sobrecargas...

Una vez hecha esta pequeña introducción y haber visto la importancia de un aporte de proteínas correcto, pasaremos a explicar las principales diferencias que existen entre los tres tipos de proteína más comunes; concentrado, aislado e hidrolizado de suero de leche.

La proteína de suero en cualquiera de sus formas tiene un excelente perfil de digestibilidad y un amplio espectro de aminoácidos, por lo que serán ideales para aumentar la masa muscular o bien frenar su desgaste en deportes de resistencia o alta intensidad.

Concentrado de proteína de suero de leche (CONCENTRATE WHEY PROTEIN)

Estos batidos de proteínas rondarán el 75-80% de proteína (base seca), lo que significa que alrededor del 75-80% del peso total es la proteína. Lo podríamos calificar como el tipo más básico de proteínas.

Como ejemplo: 100 g de concentrado de suero de leche contiene aproximadamente 400 calorías, 80g de la proteína junto con alrededor de 11 g de hidratos de carbono (alrededor de la mitad es la lactosa) y 3-6g. de grasa.

Este tipo de proteínas suele tener mejores precios que el resto de proteínas debido a que el proceso de obtención de dichas proteínas, es bastante menos costoso.

Las proteínas de aislado de suero (ISO WHEY PROTEIN)

Rondaran 80-90% de proteína (base seca), así que tendrá más proteína disponible que un batido de concentrado de suero de leche, así como una mejor asimilación.

Ejemplo: 100 g de aislado de suero de leche proporcionará menos calorías (alrededor de 370 calorías), pero con más proteína (85-92g) y considerablemente menos carbohidratos totales, lactosa, grasa y colesterol.

Y como último tipo de proteínas podemos citar las de hidrolizado de suero de leche (HYDROLISATE WHEY PROTEIN).

En el proceso de hidrolisis lo que se consigue es descomponer las cadenas de proteínas y hacerlas más cortas, mejorando la asimilación y haciéndolas mucho más digeribles que el resto de proteínas de modo que se asimilarán más rápidamente. Por contrapartida, este tipo de proteínas suelen tener un sabor un tanto más amargo que los concentrados o aislados y un coste más elevado.

Suele ser la proteína estrella entre los deportistas debido a su fácil asimilación post entrenamiento o competición y la alta calidad y pureza de la proteína.

Hay otros tipos de proteínas disponibles en el mercado, así como productos muy completos en los que se combinan varios tipos de proteína, o proteína con carbohidratos, pero al fin y al cabo tanto los concentrados, aislados, hidrolizados o combinaciones de los mismos, tienen una cosa en común y es lo que se persigue con el consumo de estos productos, ayudar a construir, recuperar, o preservar la masa muscular y acelerar la recuperación.

proteines nutrepro www.nutrepro.com




COMPARTE:




COMENTA: